Niños y niñas de Vilafamés regresan al colegio bajo las mismas medidas Covid-19

– El CEIP ha seguido las normativas higiénico-sanitarias del curso pasado para evitar contagios en las aulas

Los alumnos del CEIP Sant Miquel de Vilafamés regresaron ayer a las clases presenciales tras los meses de vacaciones veraniegas. Para el curso 21/22, 13 alumnos en la edad de 2 años, promoción más pequeña, entrarán por primera vez en el colegio público local, mientras que 19 alumnos dan el paso a la secundaria y abandonan el CEIP. Los 153 alumnos que quedan volverán a sentarse en sus pupitres para escuchar las explicaciones de sus maestros y maestras, en unas condiciones muy similares a las del pasado curso en materia Covid-19. De este modo, alumnos y profesores volverán a entrar por puertas separadas, e incluso el alumnado entrará escalonado y por diferentes puertas para garantizar que no se mezclen dentro del recinto escolar. Las grandes dimensiones del complejo ofrecen esta vía que tan buen resultado dio el pasado curso, cuando no se registró ninguna incidencia con las diferentes entradas, que se repiten esta vez. Para junio y septiembre, las entradas son entre las 9h y las 9.10h; mientras que para el resto de meses se retrasa a las 9.30h y a las 9.40h.

Asimismo, cada aula corresponde como un grupo ‘burbuja’, aislado de los demás tanto en lecciones como actividades. Así pues, el año pasado se habilitaron nuevas zonas de recreo para alumnos de quinto y sexto de primaria, o se ampliaron el número de aulas para disminuir la ratio y aumentar la distancia de seguridad entre alumnado, medidas que seguirán vigentes. Los profesores también se regirán por las mismas condiciones y deberán mantener las medidas higiénicas en todo momento, pudiéndose desplazar los especialistas para dar clase en las diferentes aulas.

Este año, el CEIP Sant Miquel contará de nuevo con el servicio de la escuela mañanera, cuya atención a las familias funcionará a lo largo del año. Hasta el próximo junio, el CEIP Sant Miquel abrirá sus puertas un año más. Un lugar de socialización y aprendizaje para los más pequeños y pequeñas de Vilafamés, quienes ya demostraron el año pasado que se puede aprender incorporando las medidas temporales por la Covid-19.