Vilafamés ha sido el punto final de la segunda etapa que realiza el ciclista José Chamorro por el trazado que se ha denominado “Camins de l’Ordre de Montesa’. Una aventura con la que quiere recorrer y dar a conocer una buena parte de las poblaciones que formaron parte de aquel señorío creado ahora hace 700 años por Jaume II y con la que también pretende reforzar los vínculos entre los municipios de Montesa y Sant Mateu.

El protagonista de esta historia fue recibido por el alcalde de la localidad, Abel Ibáñez, al ayuntamiento después de finalizar esta etapa. El primer edil firmó en dos maillots en los que figura el recorrido de este itinerario a petición de Chamorro, con el objetivo de darlos a las alcaldesas de Sant Mateu y de Montesa, en un acto que está programado para septiembre.

Uno de los objetivos de esta iniciativa en la que el ciclista valenciano recorre los 300 kilómetros que separan las dos poblaciones se conmemorar y recuperar la historia de los pueblos. En este sentido, el regidor de Turismo de Vilafamés, Lluís Torlá, considera que esta iniciativa puede convertirse en un reclamo turístico para la zona.