– Alumnado del colegio participa en la decoración

El Ayuntamiento de Vilafamés ha plantado ya el árbol característico de las Fiestas de finales de año en la Plaça la Font. Es una propuesta que manifiesta el compromiso firme del consistorio con la economía circular y el reciclaje, puesto que se emplean materiales y estructuras sin uso durante las próximas fechas festivas de finales de 2023 y principios de 2024. Así pues, el árbol está formado a partir del trípode férrico que se utiliza durante la Serenata al Bou del primer domingo de las Fiestas Patronales y, por encima, se han colocado las telas de la ‘jonegada’, también de Fiestas. Las telas, además, se han adornado con elementos festivos, luces tradicionales y una estrella orientada al Castell de Vilafamés.

Este proyecto donde el reciclaje es protagonista cuenta con la ayuda del CEIP Sant Miquel de Vilafamés y su alumnado, quienes crearán una decoración especial para el gran símbolo que ahora corona la Plaça la Font. Con esta acción se pone de manifiesto la hoja de ruta que sigue el consistorio ante una transición ecológica necesaria que hay que hacerse desde el ámbito más pequeño, con los pilares de las 6R (reciclar, racionalizar, rediseñar, reutilizar, reducir y reparar) como cimientos para todas las estrategias que se han desarrollado y que en un futuro se llevarán a cabo.

La acción se ha llevado a cabo por fases. La primera fue la plantada del árbol en la plaza, de manera sorprendente durante el Puente del 6 y 8 de diciembre; mientras que la segunda ya incluye la participación de niños y niñas del colegio local. Desde el consistorio se felicita a todos los vecinos y vecinas las Fiestas, así como a los y las visitantes que durante las próximas semanas acogerá el municipio.

– Última fase del Plan de Residuos Local

El consistorio ha acabado de redactar el Plan de Residuos Local, otra acción importante en la estrategia ecológica de la localidad. Con el nuevo Plan se dará un nuevo impulso a la recogida y tratamiento selectivo de residuos. Así, se implantará la recogida del orgánico por separado. También se iniciará la recogida puerta a puerta en el casco histórico artístico, debido a su singularidad y dificultades para acceder con vehículos, y después se ampliará para el resto de la localidad. El proyecto está pendiente de la aprobación por parte de la Diputación de Castelló, última fase para echarlo adelante.