El Ayuntamiento de Vilafamés trabaja para controlar el crecimiento de posibles plagas que puedan afectar a la población y su vecindario. Del mismo modo, desde el consistorio se ha contratado un servicio de control de legionela en los baños y duchas de las instalaciones deportivas, educativas y de ocio del municipio, como el polideportivo municipal, el CEIP Sant Miquel, el campo de fútbol El Estepar, la piscina municipal o el Hogar de Jubilados y Jubiladas. Todo, para garantizar su total salubridad.

En cuanto a las plagas animales, el consistorio ha llevado a cabo una actuación integral en el municipio para controlar la población de cucarachas y ratas. En este caso, se han identificado los lugares con más problemática para llevar a cabo los trabajos. La acción se ha llevado a cabo a partir de las informaciones vecinales que se han aportado para detectar todos los focos. Del mismo modo, el consistorio gestionó a finales de verano el crecimiento de población de mosquitos y de nidos, con limpieza de imbornales que afectaban los huevos de mosquitos en crecimiento.

El consistorio seguirá atento a toda evolución de plagas animales para anticiparse y responder rápidamente, sin daños ni perjuicios al vecindario.