Vilafamés ha comenzado las fiestas en honor a Sant Miquel con una numerosa participación por parte de vecinos y visitantes en las diferentes actividades programadas. La más concurrida y animada ha sido el ‘tombet de bou’ que ha tenido lugar este mediodía y en el que cerca de 500 personas han degustado uno de los platos típicos en una comida organizada por la comisión de fiestas y que ha tenido lugar en la plaza de la Tanca.

El concejal de fiestas, Sergi Trilles, ha explicado que “la comida ha sido un éxito y se ha desarrollado en un gran ambiente festivo y participativo”, al mismo tiempo que espera que “el resto de días de fiesta mantengan el mismo esperit”. La gastronomía ha sido, junto con los actos taurinos, el punto más atractivo de la jornada de hoy de las fiestas en las que se venera al patrón de la localidad. Y es que los aficionados al mundo del toro han tenido oportunidad de disfrutar de la exhibición de toros, tanto por la mañana como por la tarde y por la noche.

A pesar de la amplía agenda taurina, los más pequeños también han tenido la oportunidad de divertirse con el castillo hinchable, los karts eléctricos, el futbolín humano o el Bungee, atracciones que se han instalado en la plaza de la Tanca, en una jornada en la que también se ha celebrado la bendición de las ‘fogassetes’ que se repartirán mañana en la romería a Sant Miquel, y en la que han participado un gran número de niños y niñas.

En la jornada de mañana el acto más esperado es la romería a la ermita de Sant Miquel en la que se venerará al patrón de la localidad, el cual es uno de los más estimados por los vecinos y visitantes de Vilafamés. Las actividades empiezan a las 7.30 con una misa a la iglesia parroquial, en la que se repartirán ‘mistela’ y pasteles, para continuar con la romería a la ermitori de Sant Miquel, a partir de las 8 de la mañana. La procesión de los Borrachos y la representación de los sainetes “Un lio, dos lios, tres lios, quatre lios” y “Un final de festa” pondrá fin a la jornada.