Vilafamés ha acogido las III Jornades de les Dones, una cita que ha contado con un amplio abanico de actividades. Entre ellas dos exposiciones, una de pintura del artista Victoria Cano, “La huella de los sentidos”, en el Museu d’Art Contemporani y una de fotografía, “Els plaers de compartir”, de la fotoperiodista Carme Ripollés, expuesta en el local de las Mestresses de Casa, y que ha sido patrocinada por la fundación Isonomia de la Universitat Jaume I.

También se proyectó la película Clara Campoamor, la mujer olvidada (Laura Mañà, 2011), sobre la diputada que durante la II República luchó para conseguir que el voto femenino. Las Jornadas han sido organizadas por las asociaciones de Mestresses de Casa y d’Amics del Casc Antic y patrocinadas por el Ayuntamiento. El concejal de Bienestar Social, Longi Gil, ha señalado que “esta tercera edición se presenta en un momento marcado por la reciente huelga feminista del 8 de marzo de ámbito mundial y por la aprobación de una moción municipal en contra de la violencia de genero”, al tiempo que ha añadido que “desde el Ayuntamiento lo que pretendemos es crear una cultura de la igualdad y del respeto las personas”.

El debate sobre la invisibilización de las mujeres en el mundo educativo reunió a las ponentes Marta Rocafull, Àgueda Murciano, Inmaculada Alcalà, Beatriz Fariza y Lledó Babiloni, que reflexionaron sobre los motivos de la discriminación femenina vista desde el ámbito de la enseñanza. El acto de clausura corrió a cargo de la monologuista Patricia Sornosa que divirtió durante más de una hora al público de la sala Quatre Cantons, con un discurso rompedor, sarcástico y claramente feminista.