El Ayuntamiento de Vilafamés ha finalizado el proyecto de reasfaltado de cerca de 15.000 metros cuadrados de pavimento en las calles del casco urbano, con el objetivo de “mejorar las condiciones del suelo y arreglar los tramos que tienen irregularidades”, según explica el regidor de urbanismo, Sergi Trilles. Las obras supondrán una inversión próxima a los 230.000 euros, cantidad que se incorpora en el presupuesto municipal desde los remanentes de tesorería. La intención del equipo de Gobierno es licitar los trabajos en los próximos meses.

Estos trabajos forman parte de un plan municipal que “tiene la intención de renovar el pavimento de una gran parte de las calles de la localidad que se encuentran en mal estado”, explica el alcalde, Abel Ibáñez, así el Ayuntamiento prevé continuar el proyecto en la zona del casco histórico y en la parte central de la localidad.

En esta primera fase, se ha incidido, sobre todo, en los viales de la zona del ensanche donde se mejorarán varios tramos de las calles Pintor Progreso, Pintor Joan Reus, Cooperativa, Alicante, Colón, Avda. Castelló, Avda. Valencia, Camí Vell, Camí Cementeri o el tramo de la calle Sant Antoni al Cementerio.

Al mismo tiempo, se actuará en varios cruces como los existentes entre las calles Luis Prades i Joan Reus, Sant Miquel-Sant Isidre, Valla-Constitución, Valla-Jaime I, Constitución-Vicent Benet, Constitución-Arco y Arco-Jaime I. Las obras supondrán una mejora del pavimento de las calles afectadas por las obras, además de los accesos al cementerio.