Los alumnos del colegio Sant Miquel de Vilafamés han celebrado el Día Internacional del Medio ambiente con una campaña de recogida de plásticos, latas y vidrio alrededor de la escuela, y que después han depositado en los contenedores de reciclaje correspondientes.

La acumulación de plásticos es un problema medioambiental y de salud que preocupa a los niños y niñas de Vilafamés, y que el alumnado ha plasmado en una serie de actividades como el diseño de cómics que hablan de la conveniencia de reducir, reutilizar y reciclar los plásticos. Además, los escolares han comunicado, a través de la aplicación del móvil, la incidencia de suciedad al Ayuntamiento; han pedido al supermercado del pueblo la utilización de plásticos biodegradables; y han llevado a cabo una campaña para promocionar el uso de las bolsas reutilizables.

“Es por nuestro futuro”, han afirmado los alumnos, que explican que “nuestra sociedad utiliza plástico prácticamente para todo y sólo se recicla una mínima parte, el resto acaba disperso por las calles y bancales del pueblo”.