Vilafamés celebra a partir de jueves las tradicionales fiestas de Sant Miquel que tienen lugar cada año el cuarto domingo de cuaresma y en las que se venera el patrón de la población y una de las más estimadas por los vecinos. La programación se inicia con el montaje de ‘cadafals’, el mismo jueves por la tarde, acto que dará paso a la fiesta, propiamente dicha, que comenzará el viernes día 9 con la embolada de un toro de Jaime Tárrega y la disco móvil The End, en el pabellón municipal.

En la víspera del día grande, es decir, el sábado 10, los espectáculos taurinos serán los protagonistas por la mañana, por la tarde y por la noche, en una jornada en la que también tendrá lugar la bendición de las ‘fogassetes’ en la misma iglesia parroquial, en un acto en el cual pueden participar todos los niños y niñas que lo deseen. Precisamente, los pequeños serán los principales actores de las actividades organizadas por la mañana, como el castillo hinchable, los karts eléctricos o el futbolín humano. A la hora de comer, el Ayuntamiento ha organizado un tombet de carne de toro.

El domingo se celebra el día grande de las fiestas que empezará con la misa de peregrinos y la procesión hacia la ermita de Santo Miquel y el reparto de la típica ‘fogasseta’. Con el Retorno y la Procesión de los Borrachos, concluirán los actos religiosos de una jornada que finalizará con la actuación del grupo de teatro Schola Cantorum, de l’Associació Cultural la Roca, que representará el sainete ‘Un lio, dos lios, tres lios’.

La jornada del lunes 12 se iniciará con la X edición de la cata de vinos que tendrá lugar en ‘Casa Vicent’ y está patrocinada por Magnanimus. El punto y final de las fiestas lo pondrá la misa del Cristo de la Sang y la exhibición taurina, que tendrá lugar tanto por la mañana como la tarde.