El Ayuntamiento de Vilafamés inicia mañana las obras de recuperación del antiguo campo de aviación de la localidad, el cual se utilizó durante la guerra civil española, con el objetivo de convertirlo en un nuevo activo turístico para la localidad. Los trabajos tienen como principal meta la recuperación de las diferentes áreas de la infraestructura, como son el refugio antiaéreo, las trincheras, los refugios tontos, la torre de transformación, entre otras.

Esta parte del proyecto tiene un presupuesto de 68.000 euros y también incluye la instalación de paneles interpretativos en todas las estructuras que se recuperarán, según explica el regidor de turismo, Lluís Torlà. Estos paneles tendrán la información en tres idiomas, fotografías, además de contar con servicio de audioguia y códigos QR. El coordinador de los trabajos, en los que también  habrá una ruta marcada, será el arqueólogo José Albelda.

El resto del presupuesto, hasta llegar a 80.000 euros que costará poner en marcha este proyecto, financiado por la Generalitat Valenciana, se invertirán en la realización de un documental sobre el Campo de Aviación y la edición de un libro. En el caso del trabajo audiovisual, del cual ya se están grabando varias imágenes en Cataluña y Vilafamés, los responsables serán Javier Hernández y Gabriel Ahís, mientras que los coordinadores del libro son Carlos Mallench, Blas Vicente y Josep Joan Miralles.

Torlà asegura que con esta iniciativa “Vilafamés contará con un recurso turístico único y singular en las comarcas de Castelló, puesto que en la actualidad no hay en ningún de este tipo”.

Jornada de voluntariado

Un otra parte del proyecto es la creación de una página a la red social Facebook, ‘442.Camp d’aviació de Vilafamés’, con el objetivo de buscar la colaboración de todas las personas interesadas en el proyecto, y que puedan aportar cualquier información sobre el aeródromo de Vilafamés, y además, acercar los proyectos del Ayuntamiento a los vecinos de la localidad. En ese sentido, el regidor de Turismo asegura que “se quiere conseguir que sea un proyecto colaborativo y participativo”, y por esta razón se ha programado una jornada de voluntariado para el próximo 23 de septiembre, en el que todo el mundo que quiera, puede participar y colaborar en los trabajos arqueológicos que se están llevando a cabo para poner en valor este espacio.