El alcalde de Vilafamés, Abel Ibáñez, ha explicado que el ayuntamiento ha solicitado ayuda a diferentes colectivos de la localidad: cazadores, ciclistas, deportistas y caminantes, para localizar una manada de perros asilvestrados que merodea por el término municipal. Según los testimonios y quejas que han llegado al ayuntamiento se trata de una manada que inicialmente contaba con cuatro o cinco ejemplares pero que, con el paso del tiempo, ha pasado a tener más de 10 perros. Se les ha visto sobre todo por el entorno de la ermita de Sant Miquel.

Los canes suponen un peligro para los caminantes, excursionistas o ciclistas según las quejas que han llegado al consistorio.

El alcalde ha explicado que se está estudiando la mejor medida a tomar para evitar que los canes causen daños a personas que trabajan en el campo, van por caminos rurales, pistas forestales o realizan excursiones por el término municipal.

No hay comentarios todavía

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked (*).