El concierto del dúo de saxo y piano, formado por Manuel Bernat y Lluís Vallés emocionó al público que se acercó a la plaza de la Sang de Vilafamés, a disfrutar del ciclo de música “A l’ombra del Castell”. La primera parte de la actuación resultó un recorrido sonoro de Latinoamérica en Europa, desde un tango argentino o un “danzón” mexicano pasando por un vals y el “Concertino da camara”. La segunda parte fue una demostración de virtuosismo del saxofonista, con piezas como “Sevilla” de Albéniz, “Miniatura” de Iturralde, “Homenaje al Saxo” de Crepin y “Carnaval de Venecia” de Arban, de las cuales, algunas tenían arreglos del mismo Bernat. Pero fue en la obra de regalo cuando el público quedó más sorprendido, con la incorporación al grupo de la joven saxofonista Maria Rubio, que junto a Bernat y Vallés interpretaron “La pequeña Czarda” de Pedro Iturralde.

El cocejal de Cultura, Longi Gil, señaló que esta edición de “A l’ombra del Castell” de 2018 “hemos querido centrarla en los músicos de nuestro pueblo para que el público asiduo al ciclo tenga la oportunidad de escucharlos”. Para el próximo sábado, está prevista la actuación del dúo formado por Valentina Casares y Cristian Palau, que interpretarán respectivamente el arpa y la trompa. Los conciertos veraniegos en la plaza de la Sang son también una oportunidad para visitar el conjunto histórico y el Museo de Vilafamés como elementos fundamentales del patrimonio cultural de la localidad.