Unas 30 personas han participado en la visita piloto realizada a las pinturas rupestres del Abric del Castell de Vilafamés, incluida dentro del Plan de puesta en valor del arte rupestre de las comarcas de Castelló impulsado por la Consellería de Educación y Cultura, organizado desde el Museo de la Valltorta, y con la colaboración con el Ayuntamiento de la localidad. La iniciativa ha sido todo un éxito, puesto que ha habido más visitantes de los que se había previsto en un principio. Próximamente, desde la oficina de Turismo se anunciará el calendario de visitas programadas con regularidad al cual podrán inscribirse gratis todas aquellas personas que tengan curiosidad para visitar las más singulares representaciones del arte rupestre valenciano.

El Abric del Castell es uno de los conjuntos pictóricos de arte rupestre esquemático más interesantes de la Comunitat Valenciana y forma parte del Patrimonio Mundial de la Unesco. La buena respuesta del público a la iniciativa se constata en que a estas alturas ya hay cola para la lista de la próxima visita. Las pinturas rupestres de Vilafamés son un atractivo turístico más de la localidad que forman parte de su amplio patrimonio arqueológico.