Este último fin de semana de enero se disputa la Copa del Rey de hockey línea en las Palmas de Gran Canaria, uno de los acontecimientos clave de este deporte donde solo pueden competir los 6 mejores clubes del año. Entre estos se encuentra este año la plantilla del Hockey Club Castellón, club pionero de este deporte en Castelló, y que tiene en sus filas a dos jóvenes hermanos y vecinos de Vilafamés: Isaac y Nicolás García Edo.

De hecho, los hermanos García son dos piezas clave de la expedición castellonense hacia las Islas Canarias. Isaac, el hermano mayor de 21 años, capitanea el equipo todos los fines de semana y ejerce su papel de líder en cada partido. Del mismo modo, también sirve de ejemplo para su hermano Nicolás, una joven estrella que no ha parado de crecer y que está protagonizando una temporada de ensueño, considerando que con 18 años compite en la máxima categoría nacional.

Font: Hockey Club Castellón.

«Estamos muy orgullosos de formar parte de uno de los 6 mejores equipos del año», dice Isaac García, aunque admite que «será un torneo complicado porque cada partido es vital». Sin embargo, desde el Hockey Club Castellón tienen las ambiciones claras y las ilusiones intactas: «Queremos ganar nuestro primer trofeo con el primer equipo», afirma Isaac, el mayor de los García, quien afronta una nueva experiencia más en esta competición.

Los dos hermanos han sido continuamente seleccionados para defender los colores del combinado nacional. Isaac ha formado parte de varias convocatorias júnior de la selección española, y ha conseguido una medalla de plata al Mundial de China del 2017 y un bronce en el de Italia del 2018. Un palmarés al que Nicolás sumó un nuevo bronce en el Mundial del 2019 celebrado en Barcelona, siendo también una pieza importante para conseguir tan destacada hazaña del equipo nacional.

Font: Hockey Club Castellón.

Esta clasificación es un triunfo tanto para ellos como para el club que representan. «La pandemia nos dejó con un final de temporada atípico», declara Estefanía Edo, madre de los dos hermanos y que forma parte de la junta directiva del club. Ella es delegada del primer equipo, Secretaria Técnica, delegada COVID-19 del club… es decir, una multiusos al servicio del club. «Hemos estado muy cerca de ganar la Copa algunas ediciones anteriores, pero siempre se nos ha resistido», se lamenta Edo. Aun así, las esperanzas en sus hijos siguen intactas, de quienes dice que «son muy diferentes el uno del otro. Isaac tiene el instinto del gol, y Nicolás hace jugar a todo el equipo».