Finalizan las excavaciones en el Castillo de Vilafamés

Durante el mes de junio, con una duración de tres semanas, se ha llevado a cabo una campaña de excavación arqueológica en el entorno del Castillo de Vilafamés. El personal de ARQUEOLOGIA I PATRIMONI SL, la empresa contratada para llevar a cabo los trabajos, ha realizado dos sondeos en profundidad, con el objeto de estudiar una cronoestratigrafía del yacimiento, y realizar una limpieza en superficie de las estructuras emergentes que se conservan, con lo que, siguiendo la técnica de la ortofotografía, se han documentado las estructuras para futuras campañas.

En el primer sondeo se ha llegado a una profundidad de 2,5 metros en la zona de la torre, con lo que se ha podido saber que se trata de una construcción inicial de época bajo medieval, probablemente del siglo XIV. Además, también se ha podido comprobar que ha habido varias fases de ocupación y construcción, la más reciente datada en la década de los 70 del siglo pasado, con una importante obra durante las Guerras Calistas a mediados del siglo XIX. Así, se han encontrado restos de cerámica ibérica, andalusí (siglos XII y XIII), bajo medieval (siglos XIV y XV) y posteriores de los siglos XVIII-XIX.

En el segundo sondeo se descubrió un importante relleno con restos de huesos humanos muy removidos. Por las características de los restos encontrados y la disposición de los huesos, se deduce que se trata de un traslado de tierras de otra zona, posiblemente del cercano Cementerio, para dar forma a una nueva construcción durante las Guerras Carlistas. Por los restos encontrados junto a los huesos, como pueden ser monedas, botones y rosarios, se estima que datan de finales del XVIII o principios del XIX. Asimismo, se descarta la idea de que las personas falleciesen en el lugar del enterramiento, por no estar enterrados en posición primaria, ya que además, no se tiene constancia histórica de que se enterrara a nadie allí durante las Guerras Carlistas o la Guerra Civil y, además, los huesos pertenecen a hombres, mujeres y niños, poco probables en este tipo de combates.

Indicar que las estructuras conservadas en superficie han sido documentadas para poder trabajar nuevamente en futuras campañas con el objetivo de conseguir datar y enmarcar históricamente todo lo que se sabe, hasta ahora, del Castillo de Vilafamés.

El alcalde y responsable del área de Cultura de Vilafamés, Abel Ibánez, ha señalado que la presente campaña de documentación “se ha realizado con el objetivo de llevar a cabo un Plan Director de recuperación y futura utilización del Castillo de Vilafamés”. Con todo, la intención del Ayuntamiento es que los trabajos continúen en próximas campañas para seguir recabando información sobre el Castillo y su entorno, símbolos de Vilafamés.

Vilafamés realiza en junio trabajos arqueológicos en el Castillo

El Castillo de Vilafamés, declarado Bien de Interés Cultural, estará cerrado al público desde el próximo lunes 8 de junio hasta el jueves 25 de junio por trabajos arqueológicos.

Durante estas semanas se van a realizar diversos sondeos para establecer una cronología y extraer material de gran potencial histórico y cultural. Las excavaciones arqueológicas serán realizadas por la empresa Arqueología y Patrimonio siguiendo siempre todas las normas de conservación y preservación.

Se trata de los primeros trabajos de este tipo en la zona del Castillo y serán de gran importancia para poner en valor el lugar como asentamiento andalusí y cristiano. Con los datos obtenidos, se busca llegar a efectuar un Plan Director del Castillo que lleve a conocer todos los misterios que guardan sus muros.

Población histórica

En el entorno del actual núcleo urbano de Vilafamés se han encontrado restos de diferentes asentamientos prehistóricos como en la Cueva del Tossal de la Font, la Cueva Matutano y el Abrigo del Castillo.

Asimismo, aunque sin una fecha exacta de datación, se puede saber por los escritos hallados que el Castillo de Vilafamés fue construido entre el Siglo XI y el XII y fue poblado por gentes de origen andalusí según se desprende de la denominación “Beni-Hamez” que se le otorga en diversos documentos. En 1233 fue conquistado por Jaime I. Posteriormente, fue habitado por miembros de la orden de Montesa y jugó un gran papel en las Guerras Carlistas. Desde su construcción inicial, el Castillo ha sufrido diversas modificaciones y ampliaciones a lo largo de los siglos.