Las actividades deportivas fueron las protagonistas de la tercera jornada de la Semana Cultural en Vilafamés, con un gran seguimiento por parte de los vecinos y vecinas de la localidad. Una de las citas más tradicionales, la marcha infantil ciclista al antiguo campo de aviación, congregó a cerca de 100 personas. Familias enteras recorrieron los más de tres kilómetros que separan la población de este museo al aire libre, que hace un recorrido por la historia reciente del pueblo.

Los grupos de ciclistas salieron a las nueve de la mañana desde la plaza de la Font, donde se repartieron los dorsales y las camisetas. Padres, madres e hijos e hijas realizaron sin ningún incidente el recorrido hasta llegar al destino, donde la organización ofreció un almuerzo, gracias a la colaboración de Rafael Galindo. Durante la estancia al campo de aviación, pudieron visitar la antigua torre de telecomunicaciones del aeródromo, el refugio antiaéreo del Estado Mayor del Camp, las cocinas para el personal o 200 metros de trincheras transitables, que se recuperaron en 2018.

El otro punto de encuentro de la jornada era la zona del aparcamiento de la Font d’En Jana, donde se celebró la IV edición del Concurso de Tiro y Arrastre. Más de 20 participantes, llegados desde diferentes lugares de la geografía valenciana, demostraron sus habilidades y fuerza para superar las dificultades que plantea la arena a los caballos participantes. Más de 200 personas siguieron tanto la prueba matinal como la de la tarde, una cita que estaba patrocinada por la Caixa Rural.

El Homenaje a la Tercera Edad, puso el punto y final en la programación del domingo. Un concierto de la Rondalla l’Ullastrar, que tuvo lugar al local de la Associació Cultural la Roca, reunió a un público fiel que disfrutó del repertorio interpretado por los músicos de la agrupación.