Ayer por la tarde, vecinos y vecinas se concentraron a las puertas del Ayuntamiento para reivindicar y defender los derechos y libertades del colectivo LGTBIQA+. En el mismo acto, las representantes del grupo Fem Orgull Vilafamés, formado por vecinos y vecinas de la localidad, leyeron un manifiesto que sirvió para concienciar en toda la población de que las discriminaciones por razones de orientación sexual o identidad de género no tienen cabida en la sociedad del siglo XXI.

“Celebramos un día para reivindicar derechos que todavía no se han conseguido, un día para defender la integración que somos conscientes tiene que ser real, un día para darnos la mano y creer en las personas”, expresó Marisa Torlà, alcaldesa de Vilafamés, en su intervención en el acto. Vilafamés lucha contra los pensamientos arcaicos y homófobos, los cuales también se condenan. Con esta acción, el municipio celebra la libertad para ser cada cual como se sienta identificado.