El Castillo de Vilafamés, declarado Bien de Interés Cultural, estará cerrado al público desde el próximo lunes 8 de junio hasta el jueves 25 de junio por trabajos arqueológicos.

Durante estas semanas se van a realizar diversos sondeos para establecer una cronología y extraer material de gran potencial histórico y cultural. Las excavaciones arqueológicas serán realizadas por la empresa Arqueología y Patrimonio siguiendo siempre todas las normas de conservación y preservación.

Se trata de los primeros trabajos de este tipo en la zona del Castillo y serán de gran importancia para poner en valor el lugar como asentamiento andalusí y cristiano. Con los datos obtenidos, se busca llegar a efectuar un Plan Director del Castillo que lleve a conocer todos los misterios que guardan sus muros.

Población histórica

En el entorno del actual núcleo urbano de Vilafamés se han encontrado restos de diferentes asentamientos prehistóricos como en la Cueva del Tossal de la Font, la Cueva Matutano y el Abrigo del Castillo.

Asimismo, aunque sin una fecha exacta de datación, se puede saber por los escritos hallados que el Castillo de Vilafamés fue construido entre el Siglo XI y el XII y fue poblado por gentes de origen andalusí según se desprende de la denominación “Beni-Hamez” que se le otorga en diversos documentos. En 1233 fue conquistado por Jaime I. Posteriormente, fue habitado por miembros de la orden de Montesa y jugó un gran papel en las Guerras Carlistas. Desde su construcción inicial, el Castillo ha sufrido diversas modificaciones y ampliaciones a lo largo de los siglos.