Vilafamés afronta la recta final de las fiestas patronales con una amplía programación llena de actividades taurinas y musicales. Aunque hoy el protagonismo lo ha logrado la celebración de la misa en honor al Santíssim Crist de la Sang. Centenares de vecinos y vecinas han asistido a la eucaristía oficiada esta mañana en la cual han estado presentes los miembros de la corporación municipal y diferentes colectivos locales como la Cofradía del Crist de la Sang.

Los momentos más emotivos de la celebración eucarística han llegado durante la participación de la rondalla clásica “l’Ullastrar”. Una vez finalizada la misa los participantes han iniciado la procesión que se ha desarrollado cómo es habitual por las calles del núcleo histórico, y que ha contado con la participación de la reina de las fiestas y su corte de honor y de la banda de música La Lira, que acompañaban el Santíssim Crist de la Sang.

El ambiente ha dado un giro de 180 grados a las 14 horas cuando se ha realizado la entrada de vacas y toros al estilo de la villa a cargo de la ganadería de Jaime Tárrega, y a continuación la prueba. Pero el punto fuerte de la programación taurina ha llegado por la tarde, con la tercera jornada del concurso de ganaderías, en el cual han destacado las vacas y toros del ganado de Asensi de Alicante y con los dos toros cerriles que se han desencajonado.

El primero, de nombre ‘Jaleo’, perteneciente a la ganadería de Cayetano Muñoz de Badajoz, mientras que el segundo, será ‘Cigarrito’ de la ganadería de José Luis Marca, que ha sustituido al que estaba previsto de Baltasar Iván. Los dos toros están patrocinados por la ACT El Ratonero, que este año celebra su 15 aniversario.

Durante la tarde, los niños y niñas han podido disfrutar en la plaza Ferrer Forns del taller científico programado para ellos.

 

La noche se ha cerrado con la embolada de los dos toros de la tarde y con la actuación de la orquesta Montesol en la noche temática, que este año se titula “animales”.