El Ayuntamiento de Vilafamés, en estrecho trabajo y colaboración con la plataforma vecinal ‘La Terra, Casa Nostra’ del municipio, continúa atento y con previsión de maniobra ante las posibles situaciones en las cuales puede evolucionar la planta fotovoltaica ‘Valentia Edetanotum FV1’ que se quiere construir en el término municipal. El consistorio no ha recibido ninguna notificación oficial sobre próximos informes, tanto favorables como desfavorables, en cuanto a Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA). A pesar de esta situación real, tanto el consistorio como la plataforma han empezado a trabajar en futuras situaciones con la ayuda de abogados especializados y con amplia experiencia en procedimientos del mismo tipo. De hecho, el consistorio ha reservado una partida para el presupuesto municipal del 2024 para incluir la posible contratación de los servicios en defensa de las tierras locales.

Así pues, se continúa luchando contra cualquier especulación energética en el municipio, ahora desde el punto de vista administrativo y judicial. La acción y el movimiento social ha estado, en Vilafamés, continuo a lo largo de los últimos meses: pintada mural contra el proyecto fotovoltaico, colgada de carteles a los balcones del vecindario, cine al aire libre como protesta, taller de educación ambiental para niños y niñas o salidas en bicicleta para conocer el impacto total de la tierra que se quiere emplear. 250 hectáreas y 200.000 módulos fotovoltaicos arrasarán con el Pla de Vilafamés, sus cultivos y uno de los factores etnográficos y culturales claves para entender la historia de Vilafamés.