La asociación vecinal ‘La Terra, Casa Nostra’ organizó ayer domingo por la mañana una marcha ciclista en la que participaron medio centenar de personas. Todos y todas con una bicicleta, se empezó desde la Plaza la Font hasta realizar un recorrido de 14 km alrededor del perímetro que se pretende utilizar para construir una megaplanta fotovoltaica. Al finalizar la ruta, en la piscina municipal pudieron descansar y refrescarse.

Así pues, se pudieron conocer las graves afecciones que Vilafamés sufrirá de su construcción, y la gran dimensión que ocupará en tierras y fincas trabajadas que forman parte del patrimonio del municipio. La planta fotovoltaica ‘Valentía Edetanotum FV1’ pretende usar casi 500 hectáreas de suelo en el término de Vilafamés. Ante este proyecto, que no cuenta con el apoyo de Vilafamés, tanto el consistorio como la plataforma ‘La Terra, Casa Nostra’ continúan luchando para paralizar su construcción.