El Ayuntamiento de Vilafamés ha aprobado por unanimidad una moción conjunta en la que se solicita a la Conselleria de Medio Ambiente que autorice las pruebas del nuevo sistema de caza de ‘parany’, denominado ‘cistella malla’, con el objetivo de corroborar que es un método selectivo y que no provoca ni la muerte ni el sufrimiento de las aves.

El documento aprobado por PSPV, Triem Vilafamés-Compromís i PP en el último pleno, expone que “este nuevo método de caza selectiva por peso y morfología asegura, incluso si se activa la cesta, que no producirá ningún daño a las aves capturadas, pudiendo ser liberadas”. En el argumento de la moción se explica que APAVAL presentó este nuevo sistema en septiembre de 2016, después de seis largos años de intenso trabajo para salvar los problemas legales que persiguen a los aficionados desde que en la década pasada se decidiera penalizar esta práctica cinegética”.

Los tres grupos políticos argumentan en el escrito que “este modelo es la conclusión de un trabajo colectivo ha sido avalado por siete ingenieros, tres de ellos de la Universitat de València, que acreditaron que este sistema respeta la normativa española y europea, firmando las conclusiones”.

El Ayuntamiento ha acordado, con la aprobación de esta moción, instar a les Corts a la creación de una Comisión de Trabajo, en el que estén representados todos los grupos políticos con el fin de iniciar una modificación de la Ley de Caza, para que ampare la regulación del ‘parany’.