Decenas de vecinos y vecinas de Vilafamés se acercaron a La Basseta durante todo el fin de semana para celebrar el regreso de la festividad de Sant Antoni. Tras dos años de ausencia por la Covid-19, se preparó una programación en la que los caballos y la música fueron protagonistas. Así pues, el viernes por la noche se repartió el rollo bendecido entre todos los caballistas que dieron la vuelta por la plaza de La Basseta. Todos los asistentes recibieron el tradicional rollo. Al finalizar se proyectó el documental de carácter histórico ‘442: Camp d’Aviació de Vilafamés’.

Por lo que respecta al sábado, al mediodía se organizó una comida de sobaquillo en la plaza principal de La Basseta, que dio paso a un bingo y un ‘tardeo’ en el que niños y niñas pudieron disfrutar de un castillo hinchable. El grupo Jarabe de Rumba amenizó la tarde, marcada por la numerosa asistencia de jóvenes y adultos para disfrutar de la música en directo. Por la noche se retransmitió la final de la UEFA Champions League en una cena de sobaquillo en la plaza.

La mañana del domingo se dedicó para que niños y niñas jugaran y aprendieran con un taller de manualidades a cargo de Noemí Barberà. A continuación, el grupo de danzas La Triciola de Vilafamés deleitó con una exhibición de baile tradicional. Una paella popular para comer cerró los actos del fin de semana en La Basseta, que ya tiene de vuelta la festividad de Sant Antoni. El Ayuntamiento de Vilafamés ha agradecido a los vecinos y vecinas de La Basseta su implicación y voluntad para organizar, un año más, las fiestas más populares de la población.