Vilafamés cerró el domingo por la mañana la programación de los actos de Semana Santa con la celebración de la procesión del Encuentro, que se desarrolló por su itinerario habitual, presidida por la devoción de los fieles. El grupo de tambores y bombos de la Associació d’Amics de l’Ermita de Sant Miquel puso el acompañamiento musical a un acto que tuvo como momento más esperado el encuentro entre las imágenes de la Virgen María y el Cristo resucitado, hecho que tuvo lugar en la plaza del Ayuntamiento.

Decenas de personas acompañaron las dos tallas que, inmediatamente, se desplazaron a la iglesia de la Asunción donde se celebró la tradicional y solemne misa de Pascua. Este acto puso fin a una semana  que reunió a centenares de personas a las calles de Vilafamés para participar con fe y devoción de todos los actos organizados alrededor de la pasión y la resurrección de Jesucristo.