Los niños y niñas han sido los protagonistas de la fiesta de conclusión del curso de la Escola de Música de la Asociación Cultural La Roca de Vilafamés, en la que han participado los alumnos integrantes, del grup de danses, del jardín musical, de sensibilización, del conjunto instrumental y de la banda joven de este centro formativo musical.

La plaza de la Font ha acogido las actuaciones de las diferentes secciones de la Escola de Música, que ha contado con la asistencia y la implicación de un numeroso público que ha disfrutado de la interpretación de las piezas musicales ejecutadas por los niños y niñas de la escuela, que se inician en el conocimiento de la música antes de cumplir el primer año de vida en la sección de Jardín Musical, acompañados por las madres y los padres.

El espectáculo ha finalizado con una actuación conjunta de la Banda Joven y del Conjunto Instrumental y, que han interpretado las piezas ‘Return of the vikings’ de Bert Appermont y ‘Into the Storm’, de Robert Smith y con el discurso de la directora de la Escuela de Musica, Teresa Casanova, quien ha anunciado que pone fin a su etapa como directora y profesora del centro formativo, después de nuevo años al frente, para dedicar más tiempo a su familia.

Durante su intervención, llena de emoción, ha explicado que es una decisión que le duele, pero ha dicho que “será una etapa que siempre la recordaré como unos años de felicidad inmensa, en la que he crecido como persona y de la que he aprendido que con voluntad, entrega y aprecio, todo es posible”. Casanova ha valorado muy positivamente el crecimiento de la Escuela, que empezó en 32 niños y que ahora ya tiene casi 100, y que ha creado grupos nuevos de alumnos como los de piano, fagot, chelo, dolçaina, grupo de adultos, jardín musical (0 a 3 años), y grupos de preparación para la prueba de certificación del grado elemental y grupo d’acceso al grado medio del conservatorio, además del grupo de música de cámara. La directora no se ha querido despedir sin agradecer a todas las familias, los compañeros y el profesorado por su trabajo y “por hacerme sentir siempre tan apoyada y tan querida”.