La Unidad de Respiro Familiar es un recurso dirigido a las personas mayores con problemas de discapacidad física o en fase inicial de deterioro cognitivo. La finalidad es mejorar su nivel de autonomía personal para que permanezcan en su entorno. Al mismo tiempo, pretende ser un apoyo para los familiares que cuidan a personas dependientes para facilitarles la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.