Cerca de 200 personas han participado de los actos organizados para celebrar la festividad de Sant Antoni en la Basa de les Oronetes de Vilafamés durante la jornada de los sábado. La jornada empezó con la bendición de los rollos, en una mañana soleado y en el cual los mayorales e invitados aprovecharon para reunirse y almorzar juntos.

La actividad oficial continuó por la noche con la procesión que empezó al cortijo en la masía de los mayorales hasta llegar a la capilla que hay en la partida en honor al santo. Al llegar allí, el séquito, acompañado por los representantes municipales, inició un recorrido por la conocida balsa, donde se dieron las tradicionales tres vueltas, para después volver hacia la capilla. Una vez finalizada la procesión, se realizó el reparto de rollos a todos los presentes.

 

El ciclo festivo de Sant Antoni en Vilafamés finalizará el mes de mayo en la pedanía de la Basseta.