Alumnos destacados en matemáticas que cursan la ESO, agrupados en el proyecto Estalmat, han visitado el conjunto histórico de Vilafamés acompañados por familiares y profesores de la materia. El programa tiene como objetivo la participación de estos estudiantes en actividades que favorecen sus habilidades y que se atiendan las necesidades de aprendizaje, fomentando su vocación científica. Los jóvenes alumnos seleccionados poseen un alto potencial, que no ha pasado desapercibido dentro del sistema educativo, para contribuir al desarrollo cultural y social del país.

El proyecto Estalmat es una iniciativa de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, a través de las universidades públicas valencianas, la de Valencia, la de Alicante, la UNED y la Universitat Jaume I de Castelló, que son las que detectan y estimulan el talento matemático de los estudiantes de entre 12 y 17 años, sin que abandonen el entorno social y familiar en el cual se desarrollan. Según Pablo Juan Verdoy, concejal de Educación, “se trata de acompañar en el proceso de formación a los alumnos aventajados en matemáticas mediante actividades relacionadas con esta materia y con otras disciplinas científicas afines”.

Estalmat programa de forma regular durante dos cursos clases especiales adaptadas al nivel intelectual de los alumnos y también, de forma especial, varias actividades que se programan al inicio de cada curso, como la asistencia a centros científicos de investigación de reconocido prestigio, excursiones al planetario y a pueblos que, por su carácter singular, permiten realizar una sesión guiada de turismo cultural, como la que han realizado en Vilafamés. Según el concejal de Educación, “en Vilafamés necesitamos un centro cultural como el que estamos diseñando para el edificio de Quatre Cantons para desarrollar ésta y otras actividades educativas y culturales que pide el mundo académico en entornos monumentales cómo es nuestro casco antiguo”.

Además de las universidades públicas valencianas, el proyecto está patrocinado principalmente por la Fundación Vodafone y las subvenciones realizadas por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el proyecto Consolider i-MATH, un programa de actividad investigadora integral para la matemática española promovida por el Ministerio de Ciencia e Innovación.