El Ayuntamiento de Vilafamés ha llevado a cabo la limpieza de vegetación de diferentes tramos de lienzos de murallas del conjunto histórico y artístico de la localidad, con un presupuesto de 16.500 euros procedentes de remanentes. Se trata de 11 tramos de la muralla que rodean el Castell, el recinto medieval del Quartijo de los siglos XI-XII y todo el perímetro de muros defensivos, que se ampliaron sucesivamente hasta las guerras carlistas del siglo XIX.

El concejal de Cultural y Patrimonio, Longi Gil, explica que “este sistema de limpieza resulta muy práctico, puesto que ahorra el montaje de andamios”. Gil añade que “las murallas necesitan trabajos de mantenimiento, si queremos conservarlas y evitar derrumbes”. El conjunto de murallas está declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) por la Conselleria de Cultura y Patrimonio, por lo cual los trabajos de limpieza van acompañados de un seguimiento arqueológico que tiene como finalidad controlar el estado de conservación.

La limpieza de vegetación ha sido realizada por un equipo de trabajos verticales, técnicos especialistas en escalada, que se cuelgan de los muros con un sistema de cuerdas. Los turistas que han visitado Vilafamés las últimas semanas han podido disfrutar de las imágenes espectaculares de los escaladores desafiando la gravedad.