El Ayuntamiento de Vilafamés ha ampliado el horario de visitas al cementerio municipal, con el objetivo de favorecer y facilitar a los vecinos el acceso al camposanto para poder visitar a los difuntos y limpiar y adornar las tumbas y los nichos. A partir de ahora los residentes en Vilafamés podrán acceder al cementerio todos los miércoles, excepto los festivos, por la mañana desde las 9 hasta las 13 horas y los sábados por la tarde desde las 15 hasta las 17.30.

El alcalde, Abel Ibáñez, ha señalado que con esta ampliación del horario “se duplica el tiempo que permanecía abierto el cementerio hasta ahora y se atiende una demanda histórica de los vecinos que, en muchas ocasiones no podía ir debido a que se lo encontraba cerrado”. El edil explica que “el cementerio se podrá visitar, de esta forma, por la mañana y por la tarde, hecho que otorga una mayor disponibilidad a la gente”

Esta iniciativa se une a las obras de mejora del cementerio municipal, las cuales ya ha adjudicado el Ayuntamiento y que consisten en la construcción de 44 nuevos nichos para dar solución a la escasez de tumbas.