El Ayuntamiento de Vilafamés ha dado luz verde a la ejecución de las obras de adecuación del edificio Quatre Cantons después de dar la licencia de actividad. Los trabajos se iniciarán en breve y consistirán en la reforma del interior de este edificio del siglo XVI, declarado Bien de Interés Cultural, para convertirlo en un espacio de congresos y en un centro municipal de cultura, que también acogerá la oficina municipal de Turismo.

El concejal de Educación y Hacienda, Pablo Juan Verdoy, asegura que “en esta legislatura hemos apostado para apoyar a la escuela y a la formación y, en este sentido, el edificio de Cuatro Lados estará dotado de los medios que permitirá a empresas y universidades programar cursos y congresos en un entorno acogedor como es el núcleo histórico de Vilafamés”, señala. El edil añade que “el equipo de Gobierno ha trabajado y ha hecho bastantes reuniones para conseguir que llegaron subvenciones de los Fondos Europeos y de la Diputación”.

El proyecto supondrá una inversión cercana a los 320.000 euros. La obra se financiará, en su mayor parte, con subvenciones. Concretamente, 132.230 euros llegarán desde el programa de los Fondos Feder de la Unión Europea a través de las subvenciones de la Generalitat Valenciana a los proyectos de protección, conservación o recuperación del patrimonio cultural valenciano y que firmó el alcalde, Abel Ibáñez, en un acto junto al presidente de la Consell, Ximo Puig. La Diputación aportará, 99.170 y el resto el Ayuntamiento.

Con los trabajos se dotará al edificio de las instalaciones y equipaciones necesarias para el nuevo uso. El regidor de urbanismo, Sergi Trilles, destaca “el grado de complejidad que ha tenido la redacción del proyecto, puesto que el nuevo espacio contará con una gran cantidad de instalaciones y también, al tratarse de un enclave singular, se ha querido proyectar y dirigir desde los servicios técnicos municipales”. Por su parte, el alcalde explica que “las salas tendrán una uso polivalente”, al tiempo que ha agradecido “al personal técnico municipal su esfuerzo y trabajo para hacer posible este proyecto”.

Así, en la planta baja se ubicará la Oficina de Turismo, que se trasladara desde sus actuales instalaciones. En el mismo nivel se adaptará un espacio de ‘salones de uso múltiple’ en el cual se podrán llevar a cabo exposiciones temporales y conferencias, jornadas o congresos. En la primera planta se instalará el Espacio de Interpretación Turística de Vilafamés entendiéndose como un lugar dedicado a la interpretación y difusión de los recursos naturales e históricos de la localidad, y en el cual se parara cuenta a las particularidades culturales y tradicionales de Vilafamés.

El contenido se distribuirá en cuatro ámbitos diferenciados. El primero hará referencia al paisaje y recursos naturales, el segundo a la cultura y tradiciones, el tercero a la evolución de la población y patrimonio urbano y el cuarto a la historia de Quatre Cantons. Al mismo tiempo, la primera planta acogerá dos salas de formación y el almacén de equipación.

Esta es la segunda fase de un proyecto de rehabilitación, que se inició con la reforma estructural que se llevó a cabo con el dinero del Plan Zapatero en 2009, de un edificio que ha acogido en el pasado la escuela de niños y niñas y la sede del museo del vino.