Las condiciones climatológicas obligaron ayer a suspender el paso de la procesión de Jueves Santo de Vilafamés por su itinerario habitual. Debido a la lluvia, la organización optó para celebrar una mini procesión dentro de la iglesia parroquial de la Assumpció en el cual participaron el Grupo de tambores y bombos de la Associació d’Amigos de la Ermita de Sant Miquel y la Cofradía de Crist de la Sang, además de un grupo de niños y niñas que hicieron un pequeño recorrido con tres peanas con los pasajes de la pasión y crucifixión de Cristo y el Santo Sepulcre.

Las pocas personas que siguieron el acto demostraron su devoción y fervor durante la celebración. Por otro lado, el acto que si que fue suspendido fue la rompida de la hora, prevista para después de la medianoche.

En cuanto a la jornada de hoy, el Via Crucis también ha tenido que ser alterado y en lugar de realizarse por su itinerario tradicional se ha adaptado para celebrarse dentro de la iglesia de l’Assumpció. La evolución de la climatología marcará la programación del resto de actos de la jornada como la procesión del Santo Entierro.