La lluvia dio ayer una tregua, cosa que permitió continuar con normalidad con la programación prevista para esta Semana Santa en Vilafamés. Después de haber tenido que alterar el recorrido de la procesión del Jueves Santo y del Via crucis, y anular la rompida de la hora, anoche se pudo llevar a cabo la procesión del Santo Entierro. Así, decenas de fieles celebraron con devoción y fe de este acto, tan arraigado en Vilafamés, a pesar de las condiciones climatológicas.

El séquito salió de la Iglesia Parroquial de la Assumpció, encabezado por el Grup de tambors i bombos de la Associació de Amics de l’Ermita de San Miquel. El fervor y la solemnidad acompañó el sonido de la percusión durante el trayecto de la procesión, que recorrió el itinerario habitual, y en la cual se tiene que destacar la participación de la Cofradía del Crist de la Sang, con la imagen del Santo Sepulcro y de la Dolorosa.

También se tiene que destacar la participación en el acto del niños y niñas, que llevaban tres peanas con imágenes de los pasajes de la Pasión y Crucifixión de Cristo y el Santo Sepulcro.

Las actividades religiosas de la Semana Santa se cerrarán con el Velatorio Pasqual esta noche y mañana, Domingo de Resurrección con la celebración de la procesión del Encuentro, si la lluvia lo permite.