Los alumnos de los últimos cursos de Primaria del colegio Sant Miquel de Vilafamés han realizado una excursión hasta La Pobla Tornesa para encontrarse con sus compañeros del pueblo vecino. Tras casi 9 kilómetros de recorrido a pie, los niños ‘poblatins’ han dado la bienvenida a los escolares de Vilafamés. Después, han disfrutado de una comida de hermandad y una amplia agenda de actividades conjuntas que han incluido un partido de fútbol, juegos y carreras.

“Ya hace 9 años que realizamos esta actividad para que los niños y niñas de los dos pueblos se conozcan y, así, el paso del colegio al instituto siempre les resulta más fácil”, explica Dorín Casanova, maestra de Educación Física del Sant Miquel y promotora de la actividad de socialización.

El próximo mes de mayo, el alumnado de La Pobla devolverá la visita a Vilafamés y, según la maestra, “los alumnos esperan con ilusión esta fecha para pasar otro día de hermandad entre compañeros”.