Los niños y niñas del CEIP Sant Miquel de Vilafamés han inaugurado esta mañana la nueva aula de 2 años del centro educativo. Dos alumnas, representando a sus compañeros y compañeras, han sido la encargadas de realizar el corte simbólico de la cinta. Junto a ellos el director del colegio, Sergio Andrés, la arquitecta responsable de la obra y los trabajadores que han ejecutado los trabajos, que han supuesto una inversión de más de 50.000 euros por parte de Consejería de Educación.

Una inauguración, en la cual, según ha explicado el concejal de Educación Pablo Juan, “se ha querido dar protagonismo a los usuarios del aula y al personal técnico que se ha encargado de la reforma, tal y cómo se hizo el curso pasado, cuando los alumnos fueron los encargados de inaugurar los patios de infantil y de primaria”.

Pero esta no es la única obra que se ha realizado durante el verano en el centro educativo, puesto que también se han reformado los baños, adecuándose uno para minusválidos, el almacén del gimnasio y el almacén general de la escuela. Juan explica que “los niños se merecían un colegio con condiciones y hasta ahora ni los baños ni las entradas cumplían con los mínimos niveles de salubridad para un centro educativo y no se había hecho nada al respeto, puesto que estas reformas se venían solicitando desde hace 10 años, pero ni la anterior Corporación ni la anterior Conselleria atendieron esta demanda”.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Vilafamés ha aprovechado las obras de reforma y ha realizado varias tareas de conservación del CEIP Santo Miquel, como son el mantenimiento a la biblioteca, la revisión del tejado, al mismo tiempo que se ha pintado todo el centro, “cosa que no se había hecho desde que se construyó el edificio”, explica Pablo Juan. Todas estas obras de reforma se han realizado durante el verano, en periodo de vacaciones para no interferir en el funcionamiento del centro .