Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente visitaron ayer por la tarde Vilafamés, y los núcleos de La Baseta y La Foia, en una tarde que despertó la ilusión en cada niño y niña de la localidad. Melchor, Gaspar y Baltasar recorrieron las principales calles del pueblo con su vehículo real, ante la atenta mirada de familias que, unas horas después, recibirían de sus manos los regalos que han aguardado a lo largo del 2021. Los Reyes circularon por la avenida Sant Miquel o la avenida Fabián Ribés del Ventorrillo hasta subir por la plaza de Sant Ramón, la plaza del Ayuntamiento o el planet de la iglesia del casco antiguo.

Una ruta que estuvo marcada en todo momento por las medidas higiénicas y sanitarias, pues se marcaron tres zonas diferentes donde se podían recibir los regalos para así liberar de aglomeraciones escenas tan especiales para todos los niños y niñas. Además, la cabalgata era estática, buscando evitar acumulación de gente a la hora de seguir a Sus Majestades. Melchor en la Plaza la Tanca, Gaspar en el planet de la iglesia y Baltasar en la Plaza de la Font repartieron todos los regalos que llevaban en sus sacos, alrededor de unos 200.

El Ayuntamiento de Vilafamés desea agradecer la colaboración de la Associació de Dones y del AMPA del CEIP Sant Miquel en la organización del evento, así como a Zenaida Valero y a Reyes Verdoy sin las que no hubiera sido posible celebrarlo.