El Ayuntamiento de Vilafamés da luz verde a la construcción de la rotonda de les Forques. El Pleno municipal ha aprobado la disponibilidad de los terrenos necesarios para poder llevar a cabo la obra, después de haber llegado a un acuerdo con el propietario. Este era un trámite necesario para poner en marcha los trabajos de esta obra que realizará la Consellería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.


Con la ejecución de la rotonda se conseguirá un segundo acceso al polígono industrial, hecho que “supondrá descongestionar el tráfico que llega a la población y ganar más en seguridad”, según explica el regidor de Urbanismo, Sergi Trilles. Este ha sido el último trámite para permitir la puesta en marcha de las obras, que se iniciarán durante el mes de febrero. Este proyecto era una reivindicación del alcalde, Abel Ibáñez, desde que entró en el gobierno local y que en breve será una realidad.

Así lo transmitieron el subdirector del área de Movilidad de la Consellería  de Vivienda, Obras Publicas y y Vertebración del Territorio, Josep Llin, y el jefe del Servicio Territorial de Obras Publicas de Castelló, Vicente Collado en la reunión que tuvieron el mes de diciembre en Vilafamés con el alcalde, Abel Ibáñez, donde se presentó el proyecto y en la que también estuvieron presentes el técnico de Consellería Toni Hernández y la arquitecta municipal, Ester Franch. La obra se forjó en verano de 2017 en una reunión que mantuvieron el alcalde y el concejal de Urbanismo de Vilafamés con la Consellera de Obras Públicas, María José Salvador, quién trasladó su compromiso para realizar la obra.

La nueva rotonda de acceso al polígono industrial conectará la CV-15 con la zona empresarial y estará ubicada en el punto donde actualmente esta ubicado el desvío hacia Vilafamés. El nuevo vial tiene como objetivo facilitar la llegada de los vehículos pesados al área industrial, desde una vía principal, como es la CV-15 y es una de las obras más urgentes a realizar, “debido al gran volumen de tráfico pesado que absorbe todos los días la carretera de acceso en Vilafamés”. Trilles recuerda que la ejecución de un nuevo acceso es una vieja reivindicación tanto del sector industrial como del agrícola, puesto que en esa zona se encuentra el molino de aceite, y los tractores cuando llevan las aceitunas tienen dificultades para girar, puesto que tienen que ir a la Pobla o incurrir en infracción e ir en dirección prohibida”.

El proyecto aprovechará un antiguo vial, que en la actualidad está inutilizado, para unirlo con la rotonda y mejorar la conexión entre el polígono industrial desde la carretera de la Pobla Tornesa. Trilles señala que la mejora de los accesos al área empresarial ha sido siempre una de las principales preocupaciones del equipo de Gobierno, “puesto que redundarán en el beneficio de los vecinos y visitantes de la localidad al descongestionar el volumen de tráfico que llega a la carretera de entrada de Vilafamés”.